Añadir una opinón
Ariel Berreta (escritor)
30-10-2016
He leído muchos libros, cientos quizás. Pocos han dejado la huella que dejó LA DIGNIDAD ENCARNADA, de Silvia Gurrola. Si quieres invertir tu tiempo en algo que de satisfacción, léela.
Sonia Brito-Anderson
03-02-2016
¡Acabo de terminar de leer tu novela! Tu narrativa me transportó a la cultura de esa África de ensueño, profunda, hermosa, sufrida y valiente. Podría afirmar que es una prosa a veces educativa sobre esas construcciones sociales que tanto han limitado la expresión humana. Me encantó ese amor puro de Zubaida pero sobre todo su sabiduría y su dignidad.
Maricela García Sáchez
25-01-2016
He leído su libro y quiero decirle que es una novela bastante emotiva, me encantó. Ojalá pronto nos obsequie una publicación más, estoy segura que será aún mejor que esta. ¡Mil gracias!
Julio Scheffler
28-09-2015
¡Maravillosa! Silvia te felicito lograste una verdadera obra literaria de humanismo, acción y dramatismo. Admiro la profundidad con que investigaste las costumbres negativas, infamantes y crueles que persisten contra la mujer como género. Lamentablemente esto no solo es en África, Mozambique o México en donde se vive esto consuetudinariamente.
Mercedes Olivera Bustamante
26-10-2014
Gracias por haber escrito esta novela. Reconozco que es un trabajo que aporta muchísima información cultural de Mozambique con datos que nos interesan mucho de género y que has articulado en una forma pedagógica muy efectiva que no sólo mueve a reflexionar, sino también a seguir trascendiendo las distancias; nos haces vivir la historia colonial, los dolores y las alegrías, las preocupaciones y las esperanzas cotidianas de un pueblo diverso, pero que finalmente vive los problemas globales que vivimos todos.

Me gustó especialmente la forma en que planteas los problemas de la masculinidad y la forma cómo se pueden y deben superar. Sin duda no se podría escribir una novela como ésta sin haber vivido y sentido a la gente que vive en ese lugar tan lejano de nuestro suelo y que te ha dejado una riqueza profunda que nos comunicas página a página.
Marcela Montiel Medina
09-10-2014
Me encantó la historia, me atrapó desde el inicio y página a página me iba encadenando entre uno y otro personaje. Tu narrativa descriptiva me trasladó por completo a esa región de Mozambique y, como bien lo dijiste, puede ser cualquier otra. Déjame decirte, los personajes se oyen (trabajo en la radio, ja! ) tan reales, que casi lloro y casi Zubaida es mi héroe, y el “casi” es porque eran ficticios. Felicidades!
Angelica Roldan
02-10-2014
Muy Interesante y profunda novela, uno sufre con las peripecias de los personajes, se deleita con las hermosas descripciones de los paisajes que hace la autora y se despierta la curiosidad por Mozambique, un país que imagino tan diferente al nuestro en sus costumbres y cultura, pero tan semejante en la pobreza y problemática social. La violencia de género existe en Mozambique, en México y en todo el mundo; esta novela explica sus causas y solución, ojala que la lectura de la misma origine en otros lectores un despertar de conciencia al respecto, tal como lo causó en mí y que nos sirva a todos de inspiración para desterrar de nuestra vida y de nuestro medio usos y creencias obsoletos y para poner nuestro grano de arena para un mundo más justo y mejor.

Considero que dado que hay tantos libros por leer y normalmente la gente tiene tan poco tiempo para ello; el invertir tiempo y dinero en una novela como “La Dignidad Encarnada” que entretiene, despierta conciencia y abre horizontes, resulta una muy buena decisión.
Erma Cárdenas
29-09-2014
Me urgía felicitarte, sobre todo porque tu novela es una opera prima y tiene la envergadura de una escritora con mucha experiencia. Aquí te van mis comentarios:

1) El tema es interesantísimo. Desde mis primeros cuentos he tratado de poner mi granito de arena exigiendo la igualdad de género, pero tú lo logras con enorme fuerza.

2) Los personajes son a tal grado verosímiles que podríamos confundirlos con seres de carne y hueso, por lo cual su experiencia de vida cobra un mayor peso. Tus mujeres tienen la fuerza de las heroínas cotidianas, que nos gustaría imitar y que siempre admiramos.

3) No sermoneas ni predicas; no obstante, revelas tu fe, tus ideas y esperanzas a través del texto, haciendo que nos comprometamos contigo.

4) Te agradezco la esperanza con que cierras la novela, pues a veces uno piensa que el tiempo pasa y que nada cambia. Sin embargo, paso a paso, mujer a mujer, se está ganando la batalla. Cerremos filas.

Gracias por escribir este libro, Silvia. Hacía falta.
Alicia Galván
27-09-2014
Me ha dejado profundamente conmovida, maravillosa historia, donde la lectura fluye al son de la vida y costumbres que pesan sobre la mujer africana... americana, asiática, europea? todas somos mujeres. Un libro que debería ser lectura obligada para los jóvenes por sus valores, porque por más que la vida sea dura, siempre hay esperanzas!!
Te enganchas en cada capítulo y sin darte cuenta vives en carne viva las emociones de los personajes, la descripción de los paisajes, de las situaciones, incluso se aprende y comprende el actuar del ser humano... se ve que en cada línea la autora ha dejado toda su energía por todo lo que transmite mediante la escritura!
Pocos libros abren la consciencia tocando el corazón, y éste es uno de ellos!! GRACIAS!!
Julieta Baur
23-09-2014
Disfruté mucho de la Dignidad Encarnada. Es un libro pleno de emociones, mensaje y bella narrativa. Te deseo mucho éxito como lo merece ese trabajo de 15 años. Gracias por compartirnos, en forma de un bello relato, tus enriquecedoras experiencias por esas tierras desconocidas para muchos de nosotros. Un aplauso y un fuerte abrazo.
Angélica Zawadzki
16-09-2014
Acabo de terminar el libro, me gusto mucho! Lo cerré con una hermosa sensación de que sigue valiendo la pena la lucha del día a día, a pesar de lo difícil que pudiera ser. El ejemplo de la lucha de los personajes, de su historia, es la que va dando los cambios profundos en las estructuras sociales. Gracias por esa historia tan llena de dramatismo, pero también llena de esperanza.
Ma. Guadalupe Sánchez Gómez
15-09-2014
Es un legado de fe,de amor, de esperanza; Que toca lo mas sublime de nuestro ser. Aunque pasemos injusticias, tiempos difíciles de los mas obscuros originados por nuestros errores o por causa de otros; Esta novela me hizo recordar que siempre saldremos a la luz. Si podemos ser libres. Silvia tocaste lo mas humano para lograrlo: ALEGRIA, VALOR, y sobre todo el PERDON. Gracias
Citlalli Cantú Gutiérrez
www.redverde.org.mx
08-09-2014
Cuando un libro esta lleno de sentimientos, se convierte, más que una sola lectura, en un ideario. "La dignidad encarnada" hizo que, al conocer cada personaje, conociera a millones de seres humanos que sienten igual que ellos, es tan interesante cómo la autora logra que las letras se transformen en palabras que suenan en tu mente y que evocan conciencias. África, cuna de la humanidad, se torna en esta novela en esperanza para la humanidad. Gracias a la autora por hacernos vibrar y retomar el brío que se necesita para que la dignidad se abra paso.
ALMENDRA GOMEZ ROJAS
26-08-2014
Me atrapo dese las primeras páginas, personajes muy interesantes que ponen de manifiesto la desigualdad que si bien esta enmarcada en África, traspasa fronteras.
Muy reflexivo sobre los patrones de educación que seguimos y que transmitimos.
Ing. Jorge de Jesús Córdova Landín
www.elportico.mx
21-08-2014
"la Dignidad Encarnada" es una novela muy bien escrita. Te sorprende conocer costumbres ancestrales que aún son vigentes, te ayuda a comprender el rol de "género" y tu propio rol en la actualidad, lo que en lo particular me trajo mucha paz. Considero que es una lectura que te aporta mucho como individuo. Felicidades Silvia.
Emma Yolanda Muñoz Cuevas
19-08-2014
Tu libro aparte de estar bien escrito es una Biblia de valores para la juventud
Francisco López Marques
13-08-2014
Acabo de terminar tu novela, está genial (aunque yo hubiese sido mucho más radical, jajaja!!!)! Pero bueno, hasta me hizo llorar en algunas partes, lo cuentas todo de una forma muy valiente y no te andas con tonterías... Mis más sinceras felicidades!!!
Ariadna Padrón Hernández
03-08-2014
Hola Silvia: Quiero agradecerte esa gran historia que escribiste, con ella llore, me enoje ante tantas cosas injustas que existen, pero sobre todo aprendí que debemos luchar con todas las fuerzas para ser mejores y no dejarnos abatir por los problemas. A partir de hoy trabajaré día a día con muchas ganas para estar bien y aprender a quitarme todo el dolor que no me ha dejado vivir para poder perdonar.

Un abrazo lleno de cariño y admiración hacia ti.
Lourdes Thompson Arribas
02-08-2014
“La Dignidad Encarnada" es extraordinaria porque permite ver esa lucha continua, que al paso de todos los tiempos, ha tenido que enfrentar la mujer para que se respete su dignidad ya que, de una u otra forma, a veces más o menos, en un lugar u otro, el hombre ocupa un lugar preponderante en la sociedad. Felicidades.